La idea de escribir mi propio blog surgió en enero del 2009. Hasta entonces yo jamás había oído hablar del término (blog), o tal vez si pero no le presté mayor atención. No hacía diferencia entre foros, redes sociales, blogs, etc.; así que para mí todas eran meras páginas web, comunes y corrientes, nada más.

Después de algún tiempo, ya tenía un cierto número de ‘páginas web’ que seguía habitualmente; y me fijé que varias de ellas coincidían en ciertas características:

  1. En muchas de ellas existía un Administrador, en otras palabras, el encargado de gestionar el sitio.
  2. Los visitantes podían interactuar con el sitio a través de comentarios.
  3. El contenido era actualizados periódicamente, a diferencia de cualquier web estática.
  4. Muchos de estos sitios compartían un dominio (o subdominio), por ejemplo: .wordpress.com, .tumblr.com, .blogspot.com, .typepad.com, etc.
  5. Los sitios podían ser personalizados al gusto de cada usuario.

Así que luego de todo esto, investigando un poco, averigüé que existen varias posibilidades gratuitas para crear un sitio web personal (en este caso un blog), donde uno puede publicar lo que le venga en gana.

Continuando el relato, justamente por esas fechas, a comienzos del 2009, estaba en los preparativos para defender mi tesis de grado en la U; así que para practicar mi redacción y ortografía me animé a crear mi blog, además de ser una forma para deshacerme de la tensión y del estrés que padecí durante dos largos semestres. Como WordPress fue el primer ‘sistema de gestión de contenidos’ que conocí, entonces naturalmente lo elegí, y no me arrepiento, dicho sea de paso. En fin, luego de dos intentos fallidos con el nombre del blog, me decidí finalmente por JoYa 777, que es una especie de abreviatura de mi nombre. Así que cargado de algunas dudas y muchas ilusiones (¡ja!), me lancé de lleno a la blogósfera, sin siquiera saber cuál sería el tema principal de mi blog, ni qué escribiría en mi primer post.

Ahora, dos años y medio después, si sé para que administro este blog. Es mi manera de expresar mis ideas y pensamientos respecto a la vida en general. Una forma de compartir algunos intereses y puntos de vista con el mundo entero (sin pretender ser el tapón del océano). Como se puede ver, hay de todo un poco en JoYa 777, y casi siempre con un tema común en cada post, que sobresale por encima de todos: DIOS, que siendo Él el centro de mi vida, segurísimo será (y es) también el centro de este blog.

Por otro lado, este sitio es mi forma de evitar expresar mis pensamientos por Facebook, que no va con mi estilo. Además, de esta forma puedo compartir info sin limitarme únicamente a mi círculo social.

Finalmente, debo confesar que me da una satisfacción increíble saber que hay gente que  lee lo que escribo, será harina de otro costal si les gusta y comparten conmigo o no ¿eh? Pero igual, va dedicado a tod@s ell@s.

Con afecto:

Josué