Para reflexionar

Cuando todos los medios fallan (David Wilkerson)

Anoche, más o menos a la misma hora que estoy escribiendo este post (00:42), mientras revisaba mi cuenta de Twitter, me enteré de la trágica muerte de David Wilkerson. En ese momento ya muchas personas conocidas en el ambiente cristiano hablaban (o mejor dicho tuiteaban) sobre el asunto:

http://twitter.com/#!/michaelwsmith/status/63460718527266816

http://twitter.com/#!/gebeloficial/status/63454122984226816

http://twitter.com/#!/RichWilkerson/status/63397960733560832

http://twitter.com/#!/joelhouston/status/63434796457664513

http://twitter.com/#!/EmmnuelEspinosa/status/63472987520778240

http://twitter.com/#!/CamposAlex/status/63478097021911040

David Wilkerson fue un reconocido evangelista norteamericano, muy recordado por su libro La Cruz y el Puñal (The Cross and the Switchblade), donde se narra, entre otras cosas, el impacto que tuvo el ministerio de Wilkerson en la vida de Nicky Cruz. Pero más allá de todo el servicio que brindó, que dicho sea de paso deja en ridículo a muchos de nosotros, quiero destacar en este post la última entrada que publicó en SU BLOG, apenas unas horas antes de su lamentable accidente, cuyo título es homónimo al título de esta entrada:

Creer cuando todos los recursos fracasan complace sumamente a Dios y es altamente aceptado por Él. Jesús dijo a Tomás: “Has creído porque has visto, pero bienaventurados los que creen y no han visto” (Juan 20:29).

Bienaventurados los que creen cuando no hay evidencia de una respuesta a su oración. Bienaventurados aquellos quienes confían más allá de la esperanza cuando todos los medios han fracasado.

Alguien ha llegado a un lugar de desesperación, al final de la esperanza y al término de todo recurso. Un ser querido se enfrenta a la muerte y los médicos no dan esperanza. La muerte parece inevitable. La esperanza se ha ido. Oró por el milagro pero éste no ha sucedido.

Es en este momento cuando los bastiones de Satanás se dirigen a atacar su mente con miedo, ira y preguntas abrumadoras como: “¿Dónde está tu Dios? Oraste hasta que no te quedaron lágrimas. Ayunaste, permaneciste en las promesas y confiaste”. Pensamientos blasfemos se inyectan en tu mente: “La oración falló, la fe falló. No voy a abandonar a Dios pero no confiaré en Él nunca más. ¡No vale la pena!” Inclusive preguntas sobre la existencia de Dios vienen a su mente.

Todo esto ha sido el dispositivo que Satanás ha empleado durante siglos. Algunos de los hombres y mujeres mas piadosos de todos los tiempos vivieron tales ataques demoníacos.

Para aquellos que pasan por el valle de sombra de muerte, oigan esta palabra: El llanto durará algunas oscuras y terribles noches, pero en medio de esa oscuridad pronto oirá el susurro del Padre: “Yo estoy contigo. En este momento no puedo decirte por qué, pero un día todo tendrá sentido. Verás que todo era parte de mi plan. No fue un accidente. No ha sido un fracaso de tu parte. Agárrate fuerte. Deja que te abrace en esta hora de dolor”.

Amado, Dios nunca ha dejado de actuar en bondad y amor. Cuando todos los recursos fallan, Su Amor prevalece. Aférrese a su fe. Permanezca firme en su Palabra. No hay otra esperanza en este mundo.

Este artículo que David escribió, sin saber que sería el último, es un mensaje con el cual Dios ha hablado a mi vida, y seguramente a la vida de muchos. Posiblemente algunos estemos transitando por tormentas, o atravesando desiertos, y estamos comenzando a pensar que el Señor nos ha abandonado… ¡PERO NO ES ASÍ! Jamás nos ha abandonado y jamás lo hará. Es solo que a veces nos  desalentamos al no ver evidencias o resultados, pero ÉL siempre ha estado aquí.

Sea cual sea la situación por la que estés pasando, piensa que Dios usó por última vez a su siervo, e hijo, para recordarte que ÉL está a tu lado, y que puedes confiar y descansar en ÉL.

¡ÁNIMO!

P.D.: El hno. David Wilkerson ya concluyó la carrera. Seguramente está disfrutando de un merecido descanso y de todas las recompensas que le aguardaban, sin olvidarnos de los más importante: está en compañía del Señor. No olviden orar por la familia que quedó.

Anuncios

5 thoughts on “Cuando todos los medios fallan (David Wilkerson)”

  1. Realmente este hombre fue un ejemplo para todos nosotros. ojala podamos seguir su ejemplo muchos.

    gracias a Dios por la vida del hermano David W.

  2. Increible los caminos que tiene Dios. Justo ahora estaba necesitando esta palabra. Doy gracias a Dios por hombres como David Wilkerson, son un ejemplo de servicio.

  3. estoy temblando de asombro,recien me entero de lo sucedido con mi papa devid,ha sido un verdadero padre para mi, Dios te adoro ,con`profundo dollor en mi ser,señor consuela a su flia y a todos sus hijos, danos el aliento necesario para ser ardientes como lo hiciste con el.

  4. para mi es como un mje cifrado el que deja el pastor para alguien…por una parte el accidente el se cruza de carril pero porq?? seria mi pregunta…otra dice no fue un accidente el dice durara unas noches el llanto y dice yo estoy contigo…habla de muerte…y dice que no es tu culpa q no es tu fracaso…y agarrate fuerte…y por ultimo lo mejor q dice es q el amor de Dios prebalece y q permanescamos en fe…

  5. Aunque ha pasado ya mucho tiempo de este mensaje, ha sido de gran bendición a mi vida, gracias Dios por tu siervo y por quién publicó esto, porque hoy Jesus me estás dando respuestas, en medio de pruebas y dolor en mi alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s