Refritos

Modas evangélicas… (por Dante Gebel)

De tanto en tanto los cristianos somos partícipes involuntarios de las nuevas oleadas que sacuden la cotidianeidad del Reino. Las teologías novedosas, los ministerios extravagantes, los nuevos métodos de crecimiento o las tendencias musicales polarizan la mayoría de las congregaciones, donde el ministerio que no se ajusta a la moda definitivamente quedará arcaico o lo que es peor, será catalogado con alguna frase mesiánica del tipo “está en contra del mover de Dios”.

Recuerdo cuando en los años ochenta todo se demonizó y cualquier situación merecía el título de “tiene el espíritu de tal cosa”. La haraganería, la simple soltería, la rebeldía o el simple hecho de cambiarse de iglesia significaba que se trataba de un espíritu territorial que había poseído a la persona en cuestión y necesitaba liberación.

Los cristianos salimos de cacería de brujas (no se porqué razón de vez en cuando nos encanta hacerlo) y hasta era divertido descubrir que “el creador de los Pitufos había hecho un pacto con el diablo”, que “las canciones de la célebre brasileña Xuxa estaban inspiradas en el infierno” y hasta fuimos por más: la consigna era tomarse el trabajo de dar vuelta las cintas de los casetes cristianos para descubrir con horror que aquello que al derecho decía “Cristo te alabo”, al revés parecía decir: “obala et otsirc…uci..er…”, uci…er? Acaso eso último querrá decir “lucifer” al revés?, no estábamos del todo seguros, pero ante la duda, no faltaron quienes salieron a ofrecer seminarios en los que podíamos escuchar con nuestros propios oídos las incongruencias de alguien cantando al revés y donde cada uno podía entender lo que quisiera, para luego quemar cada casete sospechoso de tener algún contenido subliminal, ya que supuestamente algunos cantantes habían hecho un pacto diabólico para vender mas de trescientas copias (porque que recuerde, nadie en aquella época se alzó con un disco de platino, así que si hubiese sido verdad aquello del pacto diabólico, ni siquiera valió la pena el esfuerzo de grabar al revés o bien satanás no cumplió con su parte).

Luego llegó la unción, las caídas en masa y como un efecto colateral las conferencias dedicadas a las tomas de ciudades y mapeos espirituales. Decenas de ministros foráneos llegaron para enseñarnos como hacer que una ciudad entera colapse bajo el poder de Dios, algunos hasta contrataron un helicóptero para rociar su ciudad con aceite, otros mas humildes se conformaban con dar algunas vueltas a la plaza principal y cuando creímos haber descubierto casi todo, fue entonces que comenzó la movida profética. Decretos y profecías eran repartidas a granel en los cientos de congresos proféticos a través de todo el continente, que tiempo después devinieron en los apostolados.

Continuar leyendo…

Anuncios

1 thought on “Modas evangélicas… (por Dante Gebel)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s